Entradas Relacionadas

Las 7 Edades del Alma. ¿Con cuál te identificas?

09/08/2018

 

Seguro que alguna vez te has preguntado qué ocurre cuando una persona "muere". ¿Se reencarna? ¿Qué es el Alma? ¿De dónde venimos antes de nacer y a dónde vamos luego de "morir"?

 

 

¿Qué pasa después de la supuesta muerte?

 

Cuando una persona "muere", el Alma sutilmente abandona el cuerpo y se prepara para dar paso a un nuevo ciclo, es decir, como energía consciente que es, trasciende la muerte del cuerpo y vuelve a nacer una y otra vez. Lo primero que hace es analizar si ha cumplido con los objetivos que se le había marcado antes de personificarse.

 

Si ha cumplido con sus objetivos, asciende a un nuevo nivel, alcanza un grado más de madurez y se propone nuevos retos para lograr más sabiduría y hacerse mayor. En cambio, si no ha cumplido pero sí que quiere obtener esos objetivos tendrá que hacerse con nuevas estrategias para enfrentar a aquello que ha sido obstáculo en su evolución.

 

Esto quiere decir que el Alma realiza varias existencias encarnándose en varios cuerpos  para experimentar sus respectivas vidas. Entonces, dependiendo de cuántas vidas se ha experimentado y cuánto se ha aprovechado o cuántas lecciones se ha aprendido, reúne un nivel de experiencia llamado “Edad del Alma”.

 

La edad del Alma guarda cierta analogía con las etapas que va cubriendo el ser humano con el paso de los años, pero es totalmente independiente de la edad cronológica de la persona en la vida actual. Seguro que alguna vez has comentado:

 

Este niño con lo pequeño que es, se comporta como un adulto” o por el contrario: “La edad que tiene y se comporta como un niño”.

 

Existen 7 edades que abarcan desde el nacimiento hasta que el Alma abandona para empezar un nuevo ciclo: nacimiento del alma, su niñez, su juventud, su madurez, su vejez, su trascendencia y, la séptima, la edad infinita.

 

Las cinco primeras las comprende en el plano físico sobre la Tierra, el de la Tercera y Cuarta Dimensión y los que normalmente se tratan; los dos últimos se comprenden en planos y dimensiones superiores; suelen ser más para el beneficio de todos los seres sintientes que para las propias Almas.

 

 

Las 7 Edades del Alma

 

Paso a detallar las características que definen a cada edad. Conocer estas características puede que te ayude a comprender el comportamiento de ciertas personas, como he comentado antes. Hay niños que se comportan como personas adultas demostrando madurez y hay algunos adultos que son auténticos niños, con rabieta incluida.

 

 

Alma Primigenia

 

Se caracteriza por ser bruto y grosero, muestra falta de experiencia y se dedica a luchar por sobrevivir en el plano físico. No muestra empatía alguna, son de mente cerrada (inflexibles) y muy supersticiosos. Reacciona ante los hechos de forma instintiva en lugar de racionalmente y hay que enseñarles lo que es correcto y lo que no es. Como carecen de experiencias, sus necesidades son de vivir vivencias crudas e intensas como la hambruna, las desgracias y enfermedades, batallas, catástrofes naturales, etc.

 

Su aprendizaje es a través del Sufrimiento.

 

 

 

Alma Infantil o Bebé

 

Un poco más avanzada, como ocurre con la edad cronológica, el paso de recién nacido a bebé pasa por una serie de aprendizajes y una evolución. Este fragmento requiere cierta monotonía, necesita rutinas para sentirse seguro y cómodo, es decir, funcionan bajo una estructura horaria que siguen a rajatabla: hora de comer, hora de dormir, ahora leer, etc., como si fuera un reloj.

 

Busca protección de las Almas más avanzadas, y demanda que se le indique cómo proceder y qué hacer. La tradición y los rituales les ofrecen mucha seguridad, se resisten al cambio, y tienden a ser muy firmes en sus creencias, tanto que si alguien trata de confundirles, reaccionan enfadándose. Su lema es pelear y matar por defender sus creencias (las cruzadas, la inquisición).

 

Los conflictos internos son su día a día, por lo que carecen de juicio propio y acometen normas sin pensar en ellos mismos; aunque ellos tienen muy poca visión sobre sus vidas y no perciben que sus pensamientos, sentimientos y formas de comportase les llegan a causar problemas psicológicos. Para ellos sólo existe una manera correcta de ser y de obrar, por lo que impera la frase: hazlo bien o mejor no lo hagas.

 

Tienden a ser obsesivos, controladores y sienten pavor a lo desconocido, por eso se resisten al cambio. Son una presa muy fácil para los expertos en lavados de cerebros, carecen de carácter firme y son muy sugestionables. A veces se muestran violentos y esto hace que lleguen a abusar físicamente de otros. Este mal comportamiento es una forma brutal de aprender cómo sobrevivir en este mundo, siendo este el camino para crear su karma.

 

Su aprendizaje es a través del Dolor.

 

 

 

Alma Joven

 

El Alma Joven ha superado los asuntos de supervivencia del Alma Infantil y ya está preparado para ser independiente, mostrando cierta destreza para luchar por lo que desea en la vida.

 

Motivados por el poder, pelean por obtener posiciones de prominencia y prestigio. Buscan ser personas conocidas públicamente y luchan por aquello que creen que les va a proporcionar éxito. Se mueven en la competencia y su lema es: estás tú y estoy yo y ten claro que yo te voy a ganar.

 

Están muy identificados con su físico y tienen pavor al envejecimiento y a la muerte. Creen que la vida sólo se vive una vez por lo que tienden a acumular experiencias que les lleve a ser ricos y famosos durante su vida. Están muy interesados por todo lo que aparentemente es bello y estético, llegando a parecer muy superficiales.

 

Su aprendizaje es a través de la Pérdida.

 

 

 

Alma Madura

 

Hasta aquí, las edades anteriores han creado Karma y llegar al Alma Madura significa que han logrado sobrevivir en el mundo físico, que han logrado reconocimiento, el prestigio perseguido y poder; pero aún así, la persona se siente vacía e insatisfecha. Constantemente se pregunta ¿Quién soy? ¿Cuál es mi fin en este mundo? Aquí comienza la búsqueda de la verdad. El centro del Ser empieza a cambiar, pasa del poder (chakra 3) a las relaciones (chakra 4).

 

Pero, ¿qué es la etapa del Alma Madura? Realmente es la introducción a la apertura espiritual. Es una etapa difícil, muy estresante acompañado de episodios de ansiedad y es propenso al suicidio.

 

No están interesados en integrarse en la sociedad, es más, busca la paz y estar consigo mismo, ya que su vida es muy intensa a nivel interno. Para ver su evolución se hace la siguiente comparativa: “así como el Alma Bebé desea una casa, el Alma Joven quiere una mansión, el Alma Madura lo que busca es una casa que pueda construir a su gusto, en el lugar elegido donde reine la paz y la tranquilidad”.

 

En esta etapa, la habilidad artística se desarrolla al completo y  normalmente eligen compañeros o relaciones que duran toda la vida.

 

Su aprendizaje es a través de la Angustia.

 

 

 

Alma Vieja

 

Última etapa comprendida en el plano físico, esta Alma tiene que terminar de madurar las relaciones con las personas y las sentimentales que el Alma Madura no ha sido capaz de dominar.

 

Dominando este terreno, se prepara para adentrarse en la siguiente dimensión: la espiritualidad. Ya no se siente un individuo aislado, se siente parte de un todo, parte del Universo. Cuando ve a otra persona, esta hace de espejo y el Alma Vieja se ve a sí misma.

 

Normalmente es fácil llevarse bien con ella y rara vez hace cosas que no son de su interés. Su meta es conseguir la satisfacción interna, sin crear más Karma. Prefiere trabajar en su propio negocio, con los horarios que le convienen, sus normas y generalmente la esencia de su trabajo tiene un concepto espiritual.

 

Entre sus prácticas se encuentran la jardinería, la artesanía, los animales, la enseñanza o el asesoramiento (consejeros y terapeutas), son amantes de la naturaleza.

 

Las Almas Viejas y las Maduras tienden a tener problemas de autoestima, ya que en estas etapas ya son conscientes de su Karma, de sí mismos y de los defectos de su personalidad.

 

Su aprendizaje es a través del Terror.

 

 

 

Alma Trascendental

 

El Alma Trascendental representa la realidad que ha cumplido con las lecciones del plano físico, las cinco edades terrenales y entra en la entidad astral. Suelen provenir de cualquiera de los planos superiores: el astral, causal, el mental o el mesiánico.

 

En tiempos de transición, habrá un gran número de Almas Trascendentales que se manifestarán para preparar al planeta ante la aparición del Alma Infinita. Estas Almas no son esencialmente conscientes de sí y no muestran particularidades “sobrehumanas”, cosa que los diferencia de las Almas Infinitas.

 

Muestran un Alma grupal y tienden a verse como parte de la humanidad, en vez de concebir que están en su propio avance o trayectoria personal. Conecta con talentos superiores y esto conlleva la entrada en procesos evolutivos para empezar a iluminar el lado inconsciente.

 

Su aprendizaje es a través del Paso de todas las etapas físicas anteriormente mencionadas de las Almas pevias a la presente.

 

 

 

Alma Infinita

 

El Alma Infinita es consciente de sí misma, conoce su propósito y sus habilidades sobrehumanas. Hay veces que el Alma Infinita logra manifestarse a través de la personalidad de un Alma en su etapa de vejez en el séptimo nivel. 

 

¿Qué es eso de séptimo nivel? Cada edad está compuesta por siete niveles (si quieres saber más sobre los niveles sigue el siguiente enlace: Los 7 Niveles de la Edad de cada Alma )

 

Sus objetivos son enseñar y ayudar al planeta en sus mutaciones a nivel de Alma. En futuras reencarnaciones, el Alma Infinita tiene la capacidad de manifestarse a través de más de una persona, con el objetivo de ayudar al planeta en su transición del Alma Joven a la consciencia del Alma Madura.

 

Su aprendizaje es a través de lo mismo que el Alma Trascendental.

 

 

En resumen, el Alma Primigenia o recién nacida se limita a la supervivencia, el Alma Infantil, en su niñez, se debate con la incertidumbre, el Alma Joven tiene como meta ganar poder y riqueza, el Alma Madura trata de resolver interrogantes existenciales y el Alma Vieja busca la paz interna y la comprensión espiritual ante todo.

 

¿Tu alma que edad tiene?

 

Comienza a verte como un Alma con un cuerpo en lugar de un cuerpo con un Alma.

 

Dale Me Gusta
Please reload

Please reload

Please reload

Archivo
Síguenos
  • Facebook
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+
  • YouTube
Lectura de Cartas
Angelicales
Lectura de Cartas Angelicales

Son nuestros propios guías espirituales que se comunican a través de las cartas, aconsejándonos qué paso dar frente a un tema en particular.

SPIRULINA sports (360 tabletas) - 500mg

$13.500Precio

Japamala - 7 Chakras

$10.500Precio
Angelorapia
Meditación.jpg

La Angelorapia es un acercamiento humano hacia sus limitaciones, síntomas y bloqueos actuales y sus potenciales de auto-sanación y crecimiento. Es la posibilidad de recobrar la vitalidad del cuerpo y del Alma.